​Telefono:

2205 5632

Dirección: 

 Marín 0560, Providencia, Santiago

Nació el 8 de abril de 1979. Volvió a Dios el 8 de septiembre de 1991, día en que celebramos el cumpleaños de la Virgen y en el que los que la conocimos suplicábamos por un milagro: su vida entre nosotros. El misterio de Dios se manifestó donándonos un milagro mucho mayor, un milagro de amor que trajo y sigue trayendo esperanza, consuelo y luz a muchas personas, transformando corazones.

En su corto recorrido entre nosotros, sólo 12 años, nos regaló una impresionante manera de iluminar e impregnar el diario vivir con la fe.

Amar a Dios, amar lo que El ama, amar como El ama es una hermosa tarea para ser rostro de Dios: Maria Jesús fue uno de esos bellos rostros.Ella fue naturalmente sobrenatural. Vivió de lleno en la tierra, arraigada en el corazón de Dios. 

De la mano de María, María Jesús nos enseña con su vida, en la alegría o en el dolor de la cruz, a amar con un corazón sencillo, alegre, joven y también con un corazón valiente, recio y abandonado en el querer de Dios. 

Nos enseña a confiar siempre. Su gran secreto fue la certeza de la presencia de Jesús en su vida como lo refleja en sus oraciones: "Señor: yo te quiero dar muchas gracias por todo lo que me das y especialmente por poder creer en Ti y por poder confiar en Ti, porque no se que haría si Tu no estuvieras conmigo y si yo no confiara en Ti. Te quiero, tu hija María Jesús." 

Cuando María Jesús tenía 10 años edad, escribió que su sueño era "tirar semillas de paz y tranquilidad en el mundo" 
Su vida se apagó tempranamente y con ella se fueron sus sueños de niña. Pero desde el cielo estará mirando agradecida como la ayudamos a que estos sueños, hoy sean realidad. 

María Jesús Vergara Arthur